El 99% de los usuarios de WordPress no saben de WordPress y eso es bueno

Tras años de ofrecer ayuda, información, desarrollos y servicios WordPress he llegado a la (feliz) conclusión de que la inmensa mayoría de los usuarios de WordPress no saben de WordPress, y es una buena noticia.

WordPress se ha convertido en una commodity

Esto no viene sino a confirma que WordPress se ha convertido en una commodity, en un software de consumo, que los usuarios utilizan para crear sus webs, mantenerlas y publicar contenidos, sin que haya realmente necesidad de que conozcan sus entresijos, y eso es parte del éxito de WordPress frente a otros CMS.

Cada vez que escucho a profesionales de WordPress lamentar que el usuario medio no sepa de WordPress reconozco que se me escapa una ligera sonrisilla, al menos cuando no se entra en el desprecio al usuario medio, algo muy común en el mundo de la informática, dicho sea de paso.

Y es que parece que algunos no se han dado cuenta de que, precisamente por ese motivo, por ese desconocimiento, es por lo que pueden ganarse la vida como profesionales WordPress.

El usuario de informática y WordPress

Al igual que  un usuario de impresoras no tiene porque saber cómo funciona internamente una impresora, y vagamente sabe configurar las páginas a imprimir y en ocasiones a cambiar los cartuchos; al igual que el usuario de ordenadores sabe abrir su editor de textos y crear un documento, pero no tiene porque saber cómo actualizar o mejorar el sistema operativo, el usuario actual de WordPress solo sabe usar WordPress para sus fines, y curiosamente eso es bueno.

Es bueno, porque eso es síntoma de que la implantación de WordPress es tan amplia, está tan consolidado y es tan fácil de utilizar, que el usuario medio no requiere conocimientos avanzados para crear su web, incluso una tienda online, con WordPress, y la mayoría de las veces sin ayuda de ningún profesional WordPress.

Desde que la mayoría de las empresas serias de hosting ofrecen paquetes de instalación de WordPress a un clic, desde que existe el personalizador y, sobre todo, gracias a los plugins y temas, cualquier usuario sin conocimientos informáticos es capaz de tener su espacio en la red, impulsar su negocio, sin tener que invertir miles de euros en programación a medida.

Si a eso le sumamos la facilidad de personalización y uso que han introducido los maquetadores visuales como Divi, Elementor o WPBakery Page Builder, tenemos una situación en que la presencia en la web se ha democratizado a niveles hace unos pocos años inimaginables, y esto es gracias a WordPress.

El usuario de hoy puede ser el profesional del mañana

No es una afirmación gratuita, conozco a muchos, yo mismo, a los que le picó el gusanillo y quisieron saber más, aprender los entresijos de eso que usan a diario, y poco a poco fueron profundizando más.

Conozco grandes profesionales WordPress actuales que hace pocos años no habían programado ni una línea de código, que no habían creado jamás una web, y hoy se ganan la vida honradamente, y bien, como freelances o contratados en grandes empresas, que cada vez más requieren profesionales especializados en WordPress.

El próximo puedes ser tú ¿por qué no?… o tu cliente.

Lo que nos enseña esta locura de evolución de la web es que no puedes estarte quieto, hay que estar dispuesto a aprender constantemente, a reinventarse incluso, para seguir siendo un profesional de Internet (siempre) y de WordPress (esperemos que por muchos años).

De momento, puedes celebrar que la inmensa mayoría de los usuarios de WordPress ni sepan ni quieran saber de WordPress, pues igual que tú requieres de los servicios de un fontanero porque tu tiempo debes emplearlo en lo que te paga las facturas, así tu cliente te pagará por tu conocimiento y valía, para que él pueda seguir dedicándose a su negocio.

El nuevo paradigma del profesional WordPress

Por ello, el profesional WordPress, el desarrollador, el diseñador, no debe verse amenazado, simplemente ha cambiado el modelo de negocio.

Hace pocos años, para tener una web, antes de WordPress, había que invertir miles de euros en programación a medida (o algo parecido) y tener una dependencia absoluta del desarrollador para cualquier cambio por pequeño que fuese, y eso si que era un efecto lock-in.

Actualmente, solo por el coste del dominio y el hosting, gracias a WordPress y todo su ecosistema, cualquier emprendedor, incluso parado o jubilado, puede tener una web y ser libre de publicar sus contenidos, sin necesidad de tener formación técnica, conocimientos de programación web, y ni siquiera conocimientos básicos de cómo funciona WordPress.

Está claro que nunca está de más saber qué tienes entre manos, y ser más consistente y consciente con la herramienta que utilizas a diario, pero hay una buena cantidad de blogs, como este, y foros en los que hay usuarios que ayudan desinteresadamente a diario al usuario medio a subsanar esos pequeños problemas de cada día.

Hay incluso algunos que dedicamos algo de tiempo a llevar WordPress incluso a quien no se puede permitir ni lo más básico.

Pero tampoco esto es el fin del mundo para el desarrollador, simplemente su misión ha cambiado, ya no es crear esa primera web, sino crear aplicaciones más avanzadas, rediseñar webs cuando el negocio crece, mejorar el rendimiento o seguridad de las webs de sus clientes, solucionar errores cuando surjan, ofrecer mantenimiento y actualizaciones, incluso crear webs a medida cuando el negocio del usuario lo requiera o se lo pueda permitir.

Hace años que el negocio del programador no es crear frameworks o desarrollos web a medida, que malamente podrás vender a 3 o 4 clientes al año que se los puedan permitir, pues para el común de los mortales es inabarcable económicamente, sino ofrecer soluciones globales en forma de plugins o temas, por un módico precio, pero millonarios cuando alcanzan la escala mundial.

Aquí siempre me gusta comentar el ejemplo de YITH, que nació de la mano de Nando Pappalardo, programador, y su esposa, diseñadora, cuando crearon un tema a medida para sus clientes, que iban vendiendo como podían.

Cuando parecía que ya no podían seguir ordeñando esa vaca a razón de unos pocos miles de euros por cliente, decidieron vender el tema en ThemeForest, a un razonable precio de 60$ y, mira tú por donde, pasaron de ingresar unas decenas de euros al año, a ganar cifras de 6 números.

Es solo un ejemplo, pero que muestra cómo evolucionar para adaptarse al actual mercado de la creación web, en la que la fidelización, el servicio, es el producto, no la propiedad del software. Estamos en un mundo de software libre, de liberar el código.

Otro buen ejemplo es el de Pippins Plugins, uno de los más sólidos creadores de plugins para WordPress, que no vende plugins, vende servicio, actualizaciones, soporte, el código lo puedes descargar libremente, sin pagar, algo que para el viejo programador suena a la manifestación de la Parca, cuando en realidad es el modelo que permite un crecimiento exponencial, y el éxito comercial actualmente.

El programador actual no debe vender software sino convertirse en proveedor de servicios y conocimiento, precisamente para esa inmensa mayoría de usuarios de WordPress que no saben de WordPress, pero tarde o temprano van a necesitar a un profesional WordPress que les ayude a reparar/mejorar algo de su web; igual que el comprador de un ordenador tarde o temprano necesitará del informático para que le solucione sus problemas diarios.

Enhorabuena, felicidades por ser un profesional WordPress con un gran presente y futuro, pues hay un 99% de los usuarios de WordPress que te necesitan o te necesitarán pronto.

Cambia el chip. No les critiques por usar maquetadores visuales o por no tener conocimientos de seguridad informática o SEO, anímale a usar WordPress, pues le ofrecerá libertad creadora, y cuando necesite ayuda ahí estarás tú para ofrecerle tus servicios WordPress profesionales.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

Al hacer una valoración se recoge una cookie con la IP de tu dispositivo

FlojitoNo está malEstá bienMe ha servidoFantástico (11 votos, promedio: 4,82 de 5)
Cargando…

Autor: Fernando Tellado

Fernando Tellado, apasionado de WordPress, profesor, consultor y ponente. Maquero cansino, padre de tres hijos y de una perrita Beagle, Bilbaíno de nacimiento, Español de corazón y ciudadano de donde me quieran. Autor del libro WordPress - La tela de la araña. Mi blog personal es Navegando con red, donde he crecido como escritor en la red y ofrezco mis visiones acerca de la Web 2.0 y la blogosfera.

Comparte esta entrada en
468 ad

Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximas visitas. Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad | Responsable de los datos: Fernando Tellado García | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatario: Disqus (acogido a EU-US Privacy Shield) | Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto, acceso y tus preferencias de privacidad.

AUTH_KEY, SECURE_AUTH_KEY, LOGGED_IN_KEY, NONCE_KEY, comment_author, comment_author_email, comment_author_url, rated, gdpr, gawdp

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

cfduit_, intercom-id, intercom-lou, mailerlite:language, mailerlite:webform, _ga, _gid
cfduit_, intercom-id, intercom-lou, mailerlite:language, mailerlite:webform
_ga, _gid

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?

Pin It on Pinterest