Oferta SiteGround Black Friday

Cómo arreglé cuarenta mil «errores 404» en 1 minuto (un caso real de SEO)

error 404 ordenador bebe llorando

Hace unos días me contrataron una consultoría web porque el cliente tenía un problema grave de SEO, y es que su web llevaba varias semanas bajando cada vez más su presencia en los índices de Google, algo que el cliente veía a diario en la Google Search Console pero no acertaba a solucionar.

El problema de contratar profesionales unidimensionales

programador torpe

 

Hablando con el cliente, parece que todo empezó hacía aproximadamente un mes. Había querido contratarme una consultoría para optimizar su web, porque consumía muchos recursos del hosting y daba malos tiempos de carga, además de caídas puntuales del servidor, pero como no hago consultorías durante las fiestas navideñas el cliente optó por contratar a una empresa «experta en solución de problemas con WordPress».

Tras contratar el servicio, por el triple de coste de lo que vale una consultoría conmigo, dicho sea de paso, les facilitó acceso completo al servidor y a la administración de su WordPress y, tras 1 día de espera, le informaron lo siguiente:

  • Hemos optimizado la base de datos.
  • Hemos reducido la franja de rastreo de bots.

La web ya debería consumir menos recursos y dejar de tener caídas.

Mi cliente pidió detalles de lo que habían hecho, para estar vigilante, y sobre todo saber qué habían tocado en SU servidor y SU instalación de WordPress, pero le contestaron que no dan ese tipo de detalles 😮

Esto ya daba mala espina, y es que cuando te vienen con los misterios del SEO es mala señal.

Pues bien, como te he comentado al principio de este relato, «curiosamente», a partir de esta actuación, el posicionamiento de la web del cliente, más de 15 años online ofreciendo información diaria de nicho y con miles de lectores y suscriptores, caía aceleradamente, con el previsible resultado de su total desaparición de los índices de Google si no se hacía nada para remediarlo.

He de decir que en principio el cliente me iba a contratar para optimizar la web, porque seguía con problemas pero, en vista de la urgencia, nos metimos a ver qué pasaba con su SEO.

El culpable parecía obvio: la empresa había «reducido la franja de rastreo de bots», pero ¿cómo lo había hecho? ¿les había dado mi cliente acceso a su Google Search Console para hacerlo?, pues no, así que solo cabía una posibilidad, que hubiesen hecho cambios en el archivo robots.txt.

Lo que me encontré fue esto:

User-agent: GoogleBot
Disallow: /
User-agent: *
Disallow: /

O sea, indicaciones a todos los bots, pero además en concreto a GoogleBot de que no rastrease la web, y mira tú por donde, resulta que Google hace caso a las indicaciones de los archivos robots.txt y sus reglas, que él mismo creó.

Un repaso en la Google Search Console nos confirmó que ese había sido el problema, pues Google estaba desindexando todas las URLs del cliente debido a «una directiva de robots.txt».

Llegados a este punto suele ser interesante hacer un nuevo envío del mapa del sitio pero, por si acaso, lo siguiente que me pedía el cuerpo era revisar si había más errores de rastreo o indexación, para no enviar un mapa del sitio incorrecto, y pasamos al segundo capítulo de esta triste historia, aunque con final feliz…

¡Deja de leer tutoriales de SEO!

aprender seo

Un simple vistazo a las gráficas de indexado en la Google Search Console mostraba que había 60 mil URLs en el sitio, de las cuales más de 40 mil tenían problemas de indexado, todas ellas por error 404.

Viendo la lista quedaba patente que la web había tenido, a lo largo de su historia, varias estructuras de enlaces permanentes, a saber:

  • ID de categoría + ID de entrada + nombre de entrada + .html
  • nombre de entrada
  • nombre de categoría(s) + nombre de entrada (la actual)

Obviamente, las cuarenta mil URLs que daban error 404 tenían alguna de las estructuras de enlaces permanentes antiguas, y nadie se había ocupado jamás de hacer redirección a la nueva estructura tras los cambios.

Pregunté a mi cliente a qué se debían los cambios de enlaces permanentes, y la respuesta era que «he leído a un experto en SEO que era mejor hacer así las URLs, por x motivos». No entraré en el debate sobre qué estructura de enlaces permanentes es mejor, que de eso ya escribí largo y tendido. Lo que urgía era crear esas redirecciones que nadie había hecho antes.

¡Redirection al rescate!

Hay varias maneras de hacer una redirección tras un cambio de enlaces permanentes o permalinks, normalmente con plugins o expresiones regulares, pero yo siempre recurro al maravilloso plugin Redirection, que sirve para eso y mucho más, y siempre es un plugin imprescindible en toda instalación WordPress mía o de clientes a los que hacemos mantenimiento de su web.

Esta joya de plugin tiene una sección de ajustes, peligrosa si no sabes lo que haces, denominada «Sitio», en la que puedes modificar varias configuraciones de la estructura de URLs de tu web, y hay un apartado en concreto específico denominado «Migración de enlaces permanentes» que sirve justo para lo que necesitábamos: crear las redirecciones necesarias desde cada cambio de enlaces permanentes histórico de la web.

El uso es sencillo, solo tienes que añadir las estructuras de enlaces permanentes que hayas tenido activas en la web, en el mismo orden en el que las cambiaste, lo que en el caso de mi cliente, en formato de WordPress, era en la siguiente secuencia:

  1.  /%category_id%/%post_id%/%postname.html
  2. /%postname%/

migracion enlaces permantentes wordpress redirection plugin

Tras añadir este histórico de migraciones de enlaces permanentes y guardar los cambios en el plugin Redirection, todas las más de 40.000 URLs que antes daban error 404 «automágicamente» redirigían al contenido existente, ya con la estructura de enlaces permanentes actual del cliente, y todo en menos de 1 minuto.

Me dirás, «si ya hay plugins solo para eso, como Simple 301 Redirects, ¿para qué usar Redirection?», pues sencillo, porque no me gusta tener plugins que solo sirven para una cosa, y tienes que dejarlos siempre activos, solo para esa funcionalidad. Por el contrario, Redirection es un plugin imprescindible para la gestión de redirecciones, detección y corrección de errores 404, y otras muchas utilidades, que conviene tener siempre, así que te evitas tener que instalar otros plugins, si ya tienes uno que hace lo que necesitas.

¿Qué pasó con el problema de rendimiento de la web?

investigar asesinato patata monigotes

Ah, es verdad, como habíamos arreglado en menos de 10 minutos el grave problema de SEO de la web, provocado en gran parte por los «profesionales en arreglar WordPress» y con la herencia envenenada de los cambios de estructura de enlaces permanentes, aún quedaba tiempo para hacer algo al respecto del rendimiento, que fue cosa sencilla, y te resumo:

  • Desactivar y borrar el archivo de registro del plugin SG Security y vaciar sus tablas en la base de datos (al ser una web grande con mucho tráfico las tablas pesaban más de 300 MB, algo nada recomendable para cualquier base de datos).
  • Configurar correctamente el plugin SG Optimizer.
  • Cambiar de plugin de SEO, de Yoast a SEOPress y, tras desinstalar y borrar Yoast SEO, eliminar sus tablas de la base de datos, de las que solo la tabla de indexables ya ocupaba más de 200 MB (después enviamos ya, por fin, el nuevo mapa del sitio en la Google Search Console, ahora ya correctamente configurado).

Huelga decir que dejar la base de datos a menos de la mitad de su peso anterior redujo considerablemente la carga del servidor, en concreto la de SQL, pero también el consumo global de RAM y procesador.

Por otra parte, la correcta configuración del plugin de optimización y caché redujo tanto los tiempos de carga de las páginas y mejoró las métricas web principales de toda la web.

¿Qué puedo aprender yo de esta historia?

dudas pizarra formulas

Oye, lo primero, un aplauso para ti por haber llegado al final de este cuento de terror, no me lo esperaba 😀

Venga, nos ponemos serios…

Pues muy fácil, contrátame siempre a mi, leches, ¿es que no has aprendido nada de la historia?

😀

Ya en serio de verdad 🙂

Creo que hay varias posibles enseñanzas que podemos extraer de esta historia, que resumiría en…

No hay secretos

Nunca contrates a nadie que no te informe en detalle de qué va a hacer o ha hecho en tu web, no hay misterios, todo está documentado, y no pasa nada por decirle a los clientes qué has hecho. La diferencia que marca el profesional es saber qué hacer en concreto en cada caso, entre las muchas posibilidades.

Deja de leer sobre SEO

No te vuelvas loco leyendo tutoriales de SEO, aprende los básicos, que ya te los explica Google en su guía de SEO para principiantes (y no tanto).

Ojo con los permalinks

No cambies la estructura de enlaces permanentes salvo que sea absolutamente necesario, en serio, haz caso a WordPress, que ya te avisa al respecto en la página de ajustes de enlaces permanentes de que cambiarlos puede afectar negativamente al SEO de tu web, y es cierto, si no tomas las medidas posteriores pertinentes.

Redirection es tu amigo

Instala y aprende a usar Redirection, es un plugin que debería venir por defecto en todo WordPress.

El experto no nace, se hace

Asesorar, corregir problemas o realizar mejoras en una web conlleva conocimientos en varias áreas, y tocando solo una de ellas puedes afectar negativamente al resto.

Un verdadero experto en WordPress debe tener conocimientos amplios de desarrollo web, por supuesto de WordPress, pero también de SEO, e incluso de servidores, sobre todo si hablamos de optimización.

No vale con conocer plugins que hacen cosas, hay que conocer toda la estructura que hace que una web funcione (o no) y saber qué consecuencias provocan en el todo según qué actuaciones en una sola parte.

He visto cosas que no creerías, expertos en optimización que se han cargado el SEO de la web, expertos en SEO que han dejado caída la web, expertos en WordPress que han destrozado el SEO y el rendimiento de la web, y sin saber cómo recuperarla.

O das con un cerebrito, con alguien multidisciplinar por naturaleza y que se ha preocupado por conocer todos los aspectos relacionados con la creación, desarrollo y mantenimiento web, o tengo una mala noticia, y es que hacen falta años en este sector para realmente tener una visión amplia y detallada de todos y cada uno de los aspectos que afectan a una web, pero no solo eso, sino que lo que es aún peor, esta es una profesión en la que nunca se sabe todo, sino que hay que estar constantemente reciclándose, y trabajando en webs reales, de clientes reales, así que también huye de aquellos que son meros divulgadores, pero sin cartera de clientes, por muy buenos comunicadores que sean.

Si no se trabaja a diario con webs, es posible hacer refritos de tutoriales, vídeos virales sobre los grandes secretos de Internet, pero harás mal en hacer caso a supuestos profesionales de Internet que hace años (o quizás nunca) que no trabajan en webs reales, con problemas actuales, de clientes reales, que exigen soluciones reales a problemas reales.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en los emoticonos para valorarlo!

Promedio de puntuación 5 / 5. Total de votos: 42

Hasta ahora ¡no hay votos!. Sé el primero en valorar este contenido.

Ya que has encontrado útil este contenido...

¡Sígueme en las redes sociales!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Ayúdame a mejorar este contenido!

Por favor, dime, ¿cómo puedo mejorarlo?

¿Te gustó este artículo? ¡Ni te imaginas lo que te estás perdiendo en YouTube!

Sobre el autor

9 comentarios en “Cómo arreglé cuarenta mil «errores 404» en 1 minuto (un caso real de SEO)”

  1. Excelente historia Fernando, hay mucho trabajo invisibilizado en la profesión, porque a veces no se aprecia cuando las cosas están bien hechas, pero uno tiene la conciencia tranquila de estar cuidando el SEO de las páginas que toca. Redirection es una joyita verdaderamente, un must en cualquier instalación! y el GSC otro gran aliado. Saludos!

  2. ¿que decir? -> joya de articulo, como siempre

    PREGUNTA acerca del plugin redirection -> si se desactiva o desinstala:: los cambios en el apartado de historico de permalinks permanecen?

  3. otra pregunta:: si no se sabe el historico de estructuras de permalinks o la cantidad de cambios en enlaces permanentes q ha tenido un sitio -> hay manera de saberlo?

  4. Maravilloso articulo, y una manera de entender como no meterte en lo que no conoces.
    Para favoritos va.
    Gracias Fernando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información base sobre privacidad:
- Responsable: Fernando Tellado ([email protected])
- Fin del tratamiento: Moderación de comentarios para evitar spam
- Legitimación: Tu consentimiento
- Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
- Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

 

Scroll al inicio