Cómo comprobar y arreglar los enlaces rotos salientes en WordPress

Uno de los peores errores de cara al SEO de una web son los 404, o errores de contenido no encontrado. Y son malos porque afectan negativamente a las dos patas de tu posicionamiento: los usuarios y los buscadores.

Por un lado el buscador que te envía una visita, si encuentra un error 404 no te volverá a mandar más tráfico y de paso te penaliza por los recursos y autoridad perdidos en el intento.

Y por parte del usuario perderás la fiabilidad de tu web, y es posible que no te vuelva a visitar.

Dicho esto, debes tener claro que hay que vigilar, controlar, evitar los errores 404 en tu web WordPress. En este caso los enlaces que nosotros mismos hacemos a otras webs externas o propias.

Para ello nos valdremos de un plugin realmente efectivo.

La solución: Broken Link Checker

Para este objetivo tenemos el fantástico Broken Link Checker, una herramienta fantástica, aunque también con sus peros, como todo.

Lo primero es instalarlo y activarlo, y nada más fácil, pues está disponible en el repositorio oficial de WordPress.org. Una vez esté activo debes ir a su página de ajustes a hacer las configuraciones básicas.

Configuración

Para configurarlo tienes que ir a Ajustes > Comprobador de enlaces. Ahí encontrarás varias pestañas de ajustes, de las que vamos a repasar las más importantes.

En los ajustes generales no olvides especificar cada cuanto tiempo se ejecutará la comprobación automática de enlaces siempre que esté activo el plugin.

Y muy importante es también definir qué podremos hacer con estos enlaces una vez detectados, además de si el plugin nos mostrará avisos y advertencias.

En la siguiente pestaña elegiremos dónde queremos que busque. Aquí evita la tentación de ponerlos todos “por si acaso”, porque el plugin consume muchos recursos.

Igual de relevante es indicarle qué tipo de enlaces queremos que busque. Aplica el mismo criterio de austeridad. Si nunca has insertado un vídeo de DailyMotion, por ejemplo, no le hagas buscarlos.

Para el mismo objetivo está la activación – o no – de las APIs que buscar. De nuevo sé precavido, no busques por buscar.

En los ajustes avanzados casi lo más importante es definir qué se considera un error 400 o un fallo de conexión. Si enlazas a sitios externos lentos no pongas un valor bajo o tendrás un montón de falsos errores 400.

En cuanto al monitor de enlaces, puedes activar las 2 opciones pero con una es suficiente. Te recuerdo que este plugin consume muchos recursos.

Si que es interesante que el plugin te ofrezca cuantas más opciones de acciones sobre los enlaces posibles, para poder decidir con libertada y posibilidades. Aquí actívalas todas.

Y el tiempo de ejecución es el máximo en segundos que puede estar activo el monitor del plugin.

Un poco más abajo de esta misma pestaña puedes definir el porcentaje de consumo de recurso que permites al plugin. No lo pongas muy alto.

Detección y arreglo de enlaces rotos

Pues bien, una vez configurado el plugin debes esperar un tiempo, que dependerá de la cantidad de contenidos de tu sitio, antes de revisar la lista de enlaces con problemas.

No te puedo dar un tiempo estimado, pero dale al menos un par de horas para que empiece a mostrar suficientes resultados, más si tienes un sitio con mucho contenido. En mi caso tiene que pasar una noche entera para mostrarme la lista completa de errores, sean pocos o muchos, pues tengo mucho contenido y tarda en revisarlo todo.

Cuando haya pasado un tiempo prudencial ya puedes pasarte por Herramientas > Enlaces rotos y empezar a trabajar sobre lo que el plugin haya encontrado.

Ahi encontrarás varias listas de enlaces y su estado:

  • Enlaces rotos (errores 400, 410, 500 y dominios ya no existentes)
  • Advertencias (errores de conexión normalmente)
  • Redirecciones (estados 200 o 301, redirecciones correctas)
  • Descartados (los que hayas optado por descartar)

Los enlaces de todo tipo serán tanto a otros sitios como enlaces a nuestro propio sitio.

Y, dentro de cada sección, especialmente con los enlaces rotos y advertencias podemos hacer lo siguiente con cada enlace:

  • Modificar URL: Cambiar la URL del contenido por otra correcta.
  • Desvincular: Deja la URL visible pero sin enlace activo, en todos los contenidos donde esté presente.
  • No roto: Quita el enlace de la lista de enlaces rotos y lo marca como válido. La opción para falsos positivos.
  • Descartar: Quita el enlace de la lista y, salvo que vuelva a cambiar su estado, no vuelve a mostrarlo como erróneo.
  • Recomprobar: Comprueba en el momento el estado actual del enlace. Útil si pensamos que es un falso positivo.
  • Solucionar redirección: Hay enlaces que son a su vez redirecciones. En este caso cambia el enlace inicial por el de la redirección, se arregle o no el problema.

A partir de aquí, el uso es muy sencillo, pues en cada caso se nos ofrece la opción pertinente.

Modificar URL

Al pulsar en el enlace de esta acción se despliega el texto y el enlace afectado, además de una lista de posibles sugerencias de enlaces a los que enlazar, especialmente útil en enlaces internos.

Simplemente cambia el enlace a uno correcto y actualiza para guardar los cambios. El enlace roto se quitará de tu lista.

Desvincular

Si decides anular el enlace seguirá viéndose la URL si está en tu contenido de una entrada o página, con un CSS añadido que lo distinguirá de otros, pero sin enlace activo.

Si el enlace es la URL de un comentarista lo elimina.

No roto

Si comprobaste el enlace (todos los enlaces son activos para que los compruebes) y no está roto lo puedes marcar como válido y se quitará de la lista al instante.

Descartar

Si eliges esta opción el enlace pasa a una especie de limbo, a la lista de descartados, donde podrás actuar posteriormente sobre él en caso de que se confirme o cambie su estado.

Recomprobar

El plugin hace una comprobación rápida del estado del enlace y, si sigue roto o con problemas lo sigue mostrando, y si está arreglado desaparece de la lista.

Solucionar redirección

Hay casos en los que los mismos enlaces, independientemente del problema, son a su vez redirecciones. Esta acción elimina la redirección y cambia el enlace por el definitivo, tenga problemas o no.

Si sigue teniendo problemas seguirá en la lista, sino desaparece.

Edición directa

Además de las acciones de enlace también, a la derecha de cada enlace, tenemos la posibilidad de editar directamente el contenido en el que estén los enlaces con problemas.

Además de ver el contenido en sí, podemos enviarlo a la papelera si es una entrada, página o comentario, o simplemente abrirlo en el editor y modificar manualmente los enlaces con errores.

Edición masiva de enlaces rotos

También puedes, si lo tienes claro, aplicar acciones masivas, en lotes, sobre varios enlaces, para lo que tienes un desplegable en la parte superior de cada listado.

¡No lo tengas siempre activo!

Aunque es un plugin imprescindible en toda instalación WordPress, y como tal deberías tenerlo siempre instalado, pero no lo tengas siempre activo.

El motivo es que hace una revisión intensa e intensiva de todos tus contenidos, con lo que realiza miles de consultas a la base de datos, lo que puede ralentizar e incluso tirar abajo una web con escasos recursos en el servidor.

Así que úsalo como herramienta de mantenimiento puntual, de manera que te lo apuntes como tarea semanal o lo que prefieras, lo actives, le dejes revisar enlaces, actúes sobre ellos y luego lo desactivas hasta la próxima vez.

Es un plugin maravilloso, imprescindible,  gratis y sin igual en el repositorio de WordPress. Úsalo de manera habitual, integrándolo en las tareas de mantenimiento habitual de tu web WordPress, ayudará a mejorar tu SEO y la experiencia de tus visitantes.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

Al hacer una valoración se recoge una cookie con la IP de tu dispositivo

FlojitoNo está malEstá bienMe ha servidoFantástico (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Autor: Fernando Tellado

Fernando Tellado, apasionado de WordPress, profesor, consultor y ponente. Maquero cansino, padre de tres hijos y de una perrita Beagle, Bilbaíno de nacimiento, Español de corazón y ciudadano de donde me quieran. Autor del libro WordPress - La tela de la araña. Mi blog personal es Navegando con red, donde he crecido como escritor en la red y ofrezco mis visiones acerca de la Web 2.0 y la blogosfera.

Comparte esta entrada en
468 ad

Pin It on Pinterest