Cuando y cómo cambiar de tema WordPress

Cambiar de tema en WordPress es muy sencillo, con un clic lo tienes. Ahora bien, otra cosa bien diferente es saber cuando cambiar de tema y elegir bien el motivo (o excusa) para hacerlo.

Independientemente de gustos o necesidad de cambios, hay motivos importantes para cambiar de tema WordPress, ya sea gratuito o de pago …

Vamos a ver unos cuantos motivos para cambiar de tema WordPress:

  1. Nuevos estándares web: un motivo poderoso para cambiar de tema es aprovechar los nuevos estándares web, como CSS3 o HTML5, que ofrecen funcionalidades avanzadas y además suelen ser más livianos, reduciendo los tiempos de carga de tu web usando CSS en vez de imágenes, por ejemplo.
  2. SEO: si tu tema actual no tiene una buena estructura que facilite el posicionamiento natural en buscadores, o no gestiona bien los enlaces permanentes, no te vuelvas loco instalando plugins para SEO, simplemente cambia a un tema WordPress que esté diseñado correctamente para el posicionamiento en buscadores, con una estructura bien organizada y estructurada, o “SEO friendly” como se les suele denominar.
  3. Enlaces no modificables: si descubres que tu tema tiene enlaces ofuscados, o que simplemente no puedes modificar, debes cambiar de tema a otro que te permita modificarlo completamente atendiendo a tus necesidades y gustos.
  4. Diseño anticuado: las modas existen, y lo que hace 5 años era estándar en colores y usabilidad, con los  años – a veces meses – se descubren mejoras y  tendencias que se adaptan mejor a los gustos de los usuarios de la web. Si hace tiempo gustaban los diseños con colores fuertes hoy se tiende a los aspectos minimalistas, por ejemplo, y así seguirá siendo. No te quedes estancado o tu web parecerá antigua y desactualizada, como si su administrador no pusiera cuidado en el aspecto de la misma, y esto tendrá un resultado demoledor en tus visitas.
  5. Soporte inadecuado: si el foro de soporte de tu tema no tiene actividad y las preguntas tardan en contestarse huye y cambia de tema. Si el propio creador del tema no atiende a sus usuarios es muy mal síntoma.
  6. Deshacerte de plugins: hay temas que incorporan funcionalidades que pueden sustituir perfectamente (a veces incluso mejor) a plugins que uses actualmente, y en la mayoría de las ocasiones esto liberará carga de tu web y necesidades de memoria en el servidor.
  7. Seguridad: una muy buena razón para cambiar cagando leches de tema WordPress es si el desarrollador no actualiza el mismo ante actualizaciones de WordPress que introduzcan nuevas funciones, incorporen soluciones a fallos de seguridad o dejen funciones obsoletas, igualmente si no actualiza el tema ante amenazas de seguridad con scripts que use el tema. Huye de ese tema, y del desarrollador, como la peste.
  8. Compatibilidad con navegadores: si tu tema no se visualiza correctamente en la mayoría de los navegadores modernos (Safari, Chrome, Firefox, Internet Explorer) ya tardas en cambiarlo, estarás perdiendo visitas o tus usuarios no estarán visualizando correctamente tu web. Es recomendable revisar en Google Analytics cuales son los navegadores principales con los que tus visitantes ven tu web para tener claras las prioridades y el diseño.
  9. Compatibilidad con plugins: si tu web requiere el uso de algún plugin, que sea imprescindible para tu sitio, y el tema “se lleva mal” con las nuevas versiones del plugin es hora de cambiar de tema. Por supuesto, también puedes cambiar de plugin, pero creo que aquí prima funcionalidad sobre diseño, una vez tengas claro el “efecto cautivo“.
  10. Nuevas funcionalidades: con lo rápido que va todo en Internet, en ocasiones es necesario adaptar tu web a las nuevas características y usos. Asuntos como la integración en redes sociales, facilidad de acceso, sistemas de suscripción, etc, pueden ser motivos estupendos para actualizar tu web y dar a tus visitantes todo lo que la www puede ofrecer.
  11. Branding: si cambia la orientación de tu empresa, tus intereses, la temática sobre la que escribes en tu blog, la imagen corporativa o el logo de tu web, es importante que el diseño de la misma se adapte a estos cambios. No hay que volverse loco y perder identidad cambiando de imagen cada poco tiempo pero si adaptar el diseño completo de la web a colores, temáticas o cambios en la orientación y aspecto.
  12. Efecto cautivo: casi es obligatorio recordar de nuevo que debes evitar ser cliente cautivo, y si este es el caso puede ser un motivo poderoso para buscar un tema WordPress que te ofrezca un diseño similar pero sin servidumbres y ataduras innecesarias.

Seguramente algunos motivos ya los conocías, incluso puede que estés de acuerdo, y otros no, en cualquier caso siempre ten en cuenta unos aspectos importantes al cambiar de tema WordPress:

  1. Avisa siempre a tus lectores antes del cambio: despiertas expectación, muestras tu interés por la actualización del sitio y te curas en salud ante posibles pequeños fallos durante el cambio de tema.
  2. Revisa que todo funciona como antes: o sea, revisa aspectos básicos en cualquier cambio de tema, a saber …
    • añade el código de seguimiento de Google Analytics
    • observa que el logo se adapte al nuevo diseño
    • asegúrate de que los colores identificativos de tu web están bien integrados en el nuevo tema
    • revisa que los widgets están todos y bien situados
    • cambia los colores de los anuncios para que se adapten al nuevo diseño
    • comprueba que los plugins son compatibles con tu nuevo tema
    • añade los códigos necesarios para la funcionalidad de los plugins que lo requieran
    • desactiva y borra plugins que ya no necesites
    • revisa que el feed RSS funcione correctamente, sustituyendo – si procede – el enlace estándar por el de Feedburner
  3. Anuncia el cambio de tema una vez realizado: atraes atención de nuevo, obtienes un montón de comentarios y aprenderás sobre lo que gusta y lo que no, para tenerlo en cuenta ante un futurible nuevo cambio de tema, o para hacer retoques en el reciente cambio de diseño. Por supuesto, siempre informa de las nuevas particularidades y funcionalidades.

Bueno, espero te sirvan mis consejos, si tienes alguno más nos lo cuentas en los comentarios.

AVISO: esta publicación es de hace dos años o más. Si es un código o un plugin podría no funcionar en las últimas versiones de WordPress, y si es una noticia podría estar ya obsoleta. Luego no digas que no te hemos avisado.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

Al hacer una valoración se recoge una cookie con la IP de tu dispositivo

FlojitoNo está malEstá bienMe ha servidoFantástico (1 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Autor: Fernando Tellado

Fernando Tellado, apasionado de WordPress, profesor, consultor y ponente. Maquero cansino, padre de tres hijos y de una perrita Beagle, Bilbaíno de nacimiento, Español de corazón y ciudadano de donde me quieran. Autor del libro WordPress - La tela de la araña. Mi blog personal es Navegando con red, donde he crecido como escritor en la red y ofrezco mis visiones acerca de la Web 2.0 y la blogosfera.

Comparte esta entrada en
468 ad

Pin It on Pinterest