¿Cómo elijo el mejor plugin WordPress para cada necesidad?

Comparar plugins WordPress suele ser complicado. El primer problema de todo usuario nuevo de WordPress es qué plugin elegir para cada necesidad y, aunque el directorio y el instalador de plugins pueden ayudar, no siempre es suficiente.

No obstante, hay algunos elementos a tener en cuenta a la hora de elegir el mejor plugin WordPress para cada necesidad.

Cómo elegir qué plugins instalar

Lo primero es pasarte por el instalador de plugins y, en la sección de «Populares» encontrarás los plugins más descargados por el resto de usuarios, y ahí vas a encontrar gran parte de lo mejor de lo mejor, siempre recomendables, aunque igual no exactamente lo que tú buscas.

También puede ser un buen comienzo la lista de plugins «Recomendados», que se basa en plugins que tú mismo y otros usuarios tienen instalados.

Una vez vista la lista, debes revisar los detalles de cada plugin, y comprobar lo siguiente:

  • Última actualización: Importante, porque un plugin sin actualizar desde hace un año o más es posible que esté obsoleto, incluso que sea vulnerable. Mi consejo es que no instales ningún plugin sin actualizar desde hace más de 6 meses, salvo honrosas excepciones, en las que no hay realmente alternativas, pero son los menos.
  • Nº de instalaciones activas: Aunque puede haber plugins muy buenos con pocas instalaciones, si es para una utilidad muy concreta, en cada categoría suele ser lo más sensato optar por el que más instalaciones activas tiene de esa misma categoría, síntoma de que muchos usuarios lo han instalado y les está haciendo el servicio esperado.
  • Compatible con la versión de WordPress X: Esto, aunque es solo un texto que debe incluir el desarrollador en su plugin, es síntoma – cuando no se tiene al día – de que no se ha tomado el tiempo y mimo suficiente como para probar la compatibilidad y «mojarse» a declarar esta compatibilidad. No es imprescindible pero es un punto a valorar, positiva o negativamente.
  • Requiere la versión de PHP X: Igual que lo anterior, que el desarrollador se tome su tiempo de comprobar la vigencia de su código es un punto a su favor.
  • Capturas de pantalla: Siempre ayuda revisar las capturas de pantalla, para no tener que instalar un plugin para comprobar si tendrá las utilidades que buscamos. Yo es algo que siempre valoro mucho pues también denota el interés que el desarrollador ha puesto en que los usuarios conozcan lo que hace su plugin.
  • Buena y amplia descripción: Es fundamental que el desarrollador se haya tomado su tiempo en explicar en detalle y de manera clara qué hace su plugin y cómo lo hace. Si encuentras un plugin que prácticamente tienes que instalar para saber qué hace y cómo lo hace mejor pasa al siguiente.
  • Preguntas frecuentes: Dentro de la descripción es una sección que valoro mucho, pues el desarrollador se anticipa a dudas posibles de los usuarios.
  • Puntuación promedio: Aunque hay plugins antiguos penalizados por malas valoraciones de versiones concretas, que siguen restando «estrellitas» a pesar de su posible buen estado actual, siempre es bueno revisar cuántas estrellas tienen y en cuántas valoraciones están basadas, pues siempre será mejor «un 4 estrellas» basado en miles de valoraciones que «un 5 estrellas» basado solo en un par de valoraciones, casi siempre de amigos del desarrollador 😉
  • Problemas de soporte resueltos: Esto, que solo está en el directorio de plugins de wordpress.org es para mi vital, pues demuestra si el desarrollador se ocupa de los usuarios o los tiene abandonados a su suerte. Mira la proporción de preguntas respondidas y solucionadas, que sean razonables, y por supuesto huye de plugins a los que el desarrollador no responda nunca a las consultas de soporte.
  • Perfil del desarrollador: Esto es quizás algo más friki, pero siempre suelo hacer clic en el enlace al perfil del desarrollador en WordPress.org, el único currículo WordPress que tenemos, y comprobar si tiene más plugins, si colabora con WordPress en algún área, o incluso si es participativo en eventos y foros.
Detalles de plugin en el instalador de WordPress

Y hasta aquí el detalle de qué observar para elegir un plugin, pero ¿qué pasa cuando hay decenas o cientos que aparentemente cumplen con todo?

Bueno, siempre puedes ir instalando y probando, pero hay plugins que te irán dejando la base de datos llena de porquería, así que tampoco es lo más recomendable.

¿No hay algún comparador de plugins?

Pues sí, alguno hay, y el de Best Free WordPress Plugin te puede dar alguna idea de los plugins más descargados por categoría desde los enlaces de su página.

O, si lo prefieres, usar el buscador de plugins.

Para luego ir añadiendo más y ver una comparativa de descargas y algún parámetro más.

Con esto te puedes hacer una idea general de los más populares, y al menos es algo que no te ofrece el buscador interno de plugins de WordPress.

Y es que el instalador de plugins de WordPress, al buscar por una palabra clave o categoría de plugins no te dará un listado puro de popularidad por descargas, sino que aplica cierto filtro de popularidad reciente, algo que, según tu necesidad, puede ayudar o todo lo contrario.

¿Y las comparativas en blogs?

Visto lo anterior ¿qué nos queda? Pues las comparativas de plugins en blogs especializados, pero aquí surgen más posibles dudas, a saber:

  • ¿De verdad el blog con la comparativa es especializado?
  • ¿Hay algún interés por parte del blogger en valorar mejor un plugin que otro?
  • ¿Es una comparativa fiable?
  • ¿Tiene vigencia la comparativa o está anticuada?

Difíciles cuestiones ¿verdad?

Yo mismo he hecho algunas comparativas y podrías pensar que alguna de ellas puede pecar de alguno de estos posibles problemas.

Cómo saber si una comparativa es fiable

Mis consejos para valorar las comparativas de plugins en blogs son estos:

  • Que el blogger sea realmente experto y conocedor de WordPress, no un alumno recién salido de una academia que ha creado la típica lista para ganar tráfico y seguidores. Revisa sus perfiles y experiencia antes de dar valor, o no, a su comparativa. Si el blogger tiene perfil en WordPress.org y es activo en la comunidad suma, y mucho.
  • Si los enlaces a las páginas de los plugins son enlaces de afiliación, que no es malo en sí, pero debe preocuparte si:
    • Solo enlaza a la versión premium de los plugins aún teniendo versión gratuita solvente.
    • Solo enlaza a la web de algunos plugins, y no a las de todos.
    • Ninguno de los plugins analizados está en WordPress.org, todos son de marketplaces de pago con sistema de afiliación.
  • La comparativa debe distinguir y especificar claramente si las versiones analizadas son las gratuitas o las de pago o ambas y sus diferencias. No debe comparar tractores con superdeportivos, creo que me entiendes.
  • La comparativa debe contener elementos comparativos objetivos, no solo subjetivos o de «sensaciones». Valora positivamente capturas propias, pruebas de rendimiento, resultados con cada plugin, etc.
  • Comprueba la fecha de publicación de la comparativa y si ha tenido actualizaciones posteriores. Una comparativa de hace más de 1 año normalmente no tendrá ningún valor.

Como habrás podido adivinar, estos criterios no solo valen para comparativas de plugins, los puedes aplicar a cualquier otra comparativa que encuentres por ahí (temas, hosting, etc)

Resumiendo (pero lee lo anterior ¿vale?)

Creo que te he dejado suficientes elementos de juicio para ayudarte a elegir plugins. Y es que aunque sean gratis la mayoría, la diferencia entre un plugin bueno y uno malo puede ser de gran relevancia.

Un buen plugin te ayudará a mejorar tu web en su funcionalidad, mientras que uno malo puede hacer justo lo contrario, arruinando tu SEO, velocidad, seguridad, usabilidad, etc.

VALORA Y COMPARTE ESTE ARTÍCULO PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL BLOG…
(5 votos, promedio: 5)

¿Te gustó este artículo? ¡Ni te imaginas lo que te estás perdiendo en YouTube!

11 comentarios en “¿Cómo elijo el mejor plugin WordPress para cada necesidad?”

  1. Como usuario y también autor de plugins, tengo que objetar respecto de los puntos «Última actualización» y «Compatible con la versión de WordPress X».

    Que un plugin no se haya actualizado en mucho tiempo no quiere decir nada malo, puede ser de hecho todo lo contrario. Es un plugin bien hecho, siguiendo buenas prácticas, y que por este motivo no precisa de actualizaciones constantes.

    Todavía con más razón si es un plugin sencillo para un propósito muy concreto, y no un mega plugin que se pueda equiparar (o superar) en peso al propio WP.

    Es más, la fecha de última actualización ni si quiera significa que se haya actualizado el código del plugin. Esa fecha indica la última que se ha actualizado algo en el repositorio del plugin, por ejemplo si se quiere actualizar la compatibilidad con la versión de WP basta con actualizar el archivo readme.txt, no es necesario publicar una nueva versión del plugin como muchos hacen erróneamente.

    Por lo tanto, te puedes encontrar con un plugin cuya fecha de última actualización es hoy, y sin embargo su código no haberse actualizado en mucho tiempo. Y eso, repito, no tiene porque ser malo.

    Algo parecido podríamos decir del «Compatible con la versión de WordPress X», si se cumple lo anterior (el plugin está bien hecho y no precisa de actualizaciones constantes), es fácil que el autor del plugin simplemente no haya tenido tiempo de actualizar ese dato en el readme.txt o no lo considere importante dado que no hay ninguna otra cosa que actualizar.

    Así que, en mi opinión, estos dos puntos son los menos relevantes, y deberían ser tenidos en cuenta sólo en combinación con el resto de puntos.

    1. Eso es que me has leído rápido jaja

      Ya digo que son textos/tags que mete el propio desarrollador, y no implican una compatibilidad real, pero – supongo que  – estarás conmigo que no cuesta nada darle un pase a tu plugin de vez en cuando, comprobar si hay incompatibilidades y, en caso contrario, actualizar el readme al menos.

      Creo que es una buena práctica, y la valoro positivamente. Pero además ¿qué imagen da al usuario? Creo que es un error no tener también en cuenta estas cosas. Todo suma.

      1. Bueno, como usuario, ya me siento bastante agradecido con el autor de que haya creado el plugin y lo hay compartido con el resto sin pedir nada a cambio. Si además hace lo que dice y no da problemas, qué más me da que no tenga tiempo para actualizar el readme.txt? Ya me ocuparé yo de probar si funciona en mi web, que además no tiene por qué estar usando la última versión de WP, de hecho, según las últimas estadísticas (del 25-03-2019), sólo el 22% de webs con WP están usando la última versión.

        Si el 78% de la gente que usa WP no está usando la última versión, ¿qué prisa hay en actualizar el valor de la compatiblidad en el readme.txt?

        La imagen que pueda dar es subjetiva. Como decía antes que no se actualicen los valores en el readme no quiere decir que no funcione bien. Con eso incluyo que no quiere decir que no se haya probado. Simplemente los que publicamos plugins gratuitos somos igual de voluntarios que los que ayudan en los foros o traducen, y dedicamos nuestro tiempo libre a las cosas que consideramos más importantes.

        Para mí, actualizar un número en un readme.txt no es algo de lo que me tenga que estar preocupando cada vez que sacan una versión nueva de WP, si me viene bien lo hago, pero no me quita el sueño. Mucho menos voy a estar actualizando el readme.txt para dar una falsa impresión al usuario de que el plugin se ha actualizado hace x días, lo actualizo cuando es necesario y tengo tiempo.

        Veo muy a menudo como defendéis a los que de forma desinteresada invierten tiempo en ayudar en foros o traducir cosas, pero no suelo ver que se defienda tanto (o nunca) a los autores de plugins. Somos igual de voluntarios que el resto, pero no se tarda en exigirnos lo que no se exige a otros roles del mundo WP.

        Como autor de plugins, sinceramente, si alguien no quiere usar un plugin mío porque no está actualzado el readme.txt con los valores mencionados, pues allá él, cada uno instala en su web lo que le apetece.

        1. Samuel, nadie critica a los autores de plugins, todo lo contrario. Yo soy absoluto defensor de los plugins, pues WordPress no sería lo mismo sin ellos, son gran parte del éxito de WordPress, y eso se lo debemos a los desarrolladores que libremente comparten sus plugins, eso está fuera de toda duda.

          Solo aludimos a lo poco que cuesta actualizar el readme, que no digo que sea porque no funcione el plugin, pero es una buena práctica hombre. No quiere decir que no funcione el plugin, pero de cara al usuario es pequeña tarea y suma

          1. Que sí Fernando, que todo suma, y creo que en eso estamos de acuerdo. Pero hay que saber qué valor darle a cada elemento de la ecuación y la fecha de última actualización, en mi opinión, tal como la gestiona el repositorio es de las cosas más mal interpretadas que hay.

            1. No está asociada al código, basta con actualizar el readme.txt y ya tendrás fecha de actualización de hoy.

            2. Si un plugin está estable, sin fallos conocidos, y hace más de 6 meses que no se saca nueva versión de WP (algo habitual cuando se trabaja en un salto de rama). ¿Qué tiene qué hace el autor del plugin? ¿Falsear las actualizaciones para que la fecha de última actualización sea reciente aunque no hubiera nada que actualizar realmente?

            ¿No me dijiste que en la WC Zaragoza que echabas de menos mis comentarios en el blog? Pues aquí tienes 😛

          2. Pues claro que te echaba de menos hombre jeje

            A lo 1 es así, incontestable.
            A lo 2 vale, para mi, para ti, pero de cara a los usuarios no está de más – con sinceridad – tener todo al día

            Gracias amigo

          3. Francisco Naranjo

            Yo que soy usuario, siempre me fijo en la fecha de actualizacion. Si veo que es muy antigua entonces casi que no hago caso al plugin y busco otro.

    2. Samuel, te lo paso al costo: como usuario de plugins, lo primero que me salta a la vista y que me hace voltear a otro lado es una fecha de última actualización de hace 6 meses o más – incluso cuando cruzan los seis meses recomiendo desinstalarlos. No sé cual sea el motivo (del desarrollador), pero siempre me hace pensar en un desarrollador flojo y desorganizado, y no me da buena espina. Entiendo y conozco las razones que aportas al respecto, pero caes en el error de verlo desde tu óptica y no la de los usuarios; para éstos, la percepción lo es todo.

      1. Como he dicho anteriormente, he dado mi opinión como autor y como usuario. Digo yo que podré tener opinión propia y que no tiene por qué coincidir con la de otros no? Porque eso es lo que he hecho expresar mi opinión.

        Tú tienes la tuya, y me parece fantástico. Al igual que me parece muy bien que tu referencia para usar o no un plugin sea una fecha que no garantiza que esté ligada a la actualización del código.

        Según tu criterio los que hacemos el esfuerzo de crear plugins y compartirlos con los demás voluntariamente, deberíamos estar enviando actualizaciones, aunque no sean necesarias, cada 5 meses y pico, sólo para que tú vieras una fecha de actualización reciente y considerases instalar un plugin o no desinstalarlo si ya lo tienes instalado.

        Y sino lo hacemos es que somos unos flojos o desorganizados… Pues oye, no sé qué te dirían otros autores de plugins, pero por mi parte un placer que gente así no instale ni use ninguno de mis plugins, cumplan o no el criterio que tienes respecto de la fecha de actualización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ir arriba Ir al contenido