Nuestras costumbres WordPresseras

Dicen que el humano es un animal de costumbre, y lo rectifico.

Ayer, haciendo una prueba con 2.5.1, y luego de subir los archivos se me dio por ingresar a la URL del blog, a lo que a mi sorpresa se me presentó un sistema de configuración de WP-CONFIG.PHP (que justamente estaba editando en un editor de texto) que nunca había visto antes.

wp-config

Luego de hacer click en create a configuration file, tenemos un editor de WP-CONFIG.PHP

wp-config-2

Genial, nada de subir archivos editados manualmente.

wp-config-3

Hablando de esto con mis contactos WordPresseros me di cuenta que todos ellos conocían el sistema, algunos me dijeron «tío, que eso está desde la versión 2″, en ese momento me doy cuenta que cuando uno se acostumbra a algunas cosas, deja de lado otras.

Por ejemplo, subo el wp-config.php editado con wordpad vía FPT, hago backups desde PHPMyadmin y de los archivos también por FTP, odio el navegador de medios y extraño subir las imágenes a la vieja usanza, en fin…

¿Ustedes que costumbres tienen, que cosas cambiaron por comodidad y cuales extrañan de anteriores WP?

VALORA Y COMPARTE ESTE ARTÍCULO PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL BLOG…
(0 votos, promedio: 0)

¿Te gustó este artículo? ¡Ni te imaginas lo que te estás perdiendo en YouTube!

AVISO: Esta publicación es de hace 3 años o más. Si es un código o un plugin podría no funcionar en las últimas versiones de WordPress, y si es una noticia podría estar ya obsoleta. Luego no digas que no te hemos avisado.

4 comentarios en “Nuestras costumbres WordPresseras”

  1. Yo eso lo ví hace tiempo en una instalación local de WP, pero nunca en instalaciones en servidor porque una vez aprendí lo del wp-config.php ya nunca inicié la instalación sin tenerlo creado.

  2. ¿desde la version dos? Upssss yo siempre lo hago como tu acostumbrado tambien a hacerlo en otros CMS supongo que ya siempre lo hare asi.

    Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Ir arriba Ir al contenido