Recargo de equivalencia en WooCommerce

Todos los países tienen sus particularidades de impuestos, y en España existe el denominado recargo de equivalencia, un tipo especial de IVA, que en ocasiones deberás tener en cuenta en tu tienda online, así que vamos a ver cómo aplicar el recargo de equivalencia en WooCommerce.

Qué es el recargo de equivalencia

El recargo de equivalencia es un régimen especial de IVA, obligatorio para comerciantes minoristas que vendan directamente al cliente final productos terminados, así que no es algo que aplique a pocos usuarios, sino a cualquier ecommerce minorista.

Se aplica tanto a autónomos como a comunidades de bienes.

Qué ventajas e inconvenientes tiene el recargo de equivalencia

  • Al ser una forma simplificada de pagar el IVA, su ventaja principal es que no debes realizar la declaración del IVA ni llevar libro de IVA como los demás autónomos.
  • No tienes que emitir facturas a tus clientes, solo ticket de caja o confirmaciones de pedido, salvo que la soliciten expresamente. En cualquier caso no tienes que declarar el IVA igualmente.

Ahora bien, su principal desventaja o inconveniente es que, en compensación de no tener que hacer declaración de IVA tienes que pagar más IVA.

Quién no debe aplicar el recargo de equivalencia

Visto lo anterior, casi más que a quién aplica deberíamos decir a quién no aplica el recargo de equivalencia:

No se aplica a minoristas, personas físicas o entidades en régimen de atribución de rentas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (sociedades civiles que no tengan objeto mercantil, herencias yacentes o comunidades de bienes cuando todos sus socios, comuneros o partícipes sean personas físicas) que vendan los siguientes productos:

  1. Servicios.
  2. Comercio mayorista.
  3. Actividades industriales en general.
  4. Vehículos accionados a motor para circular por carretera y sus remolques.
  5. Embarcaciones y buques.
  6. Aviones, avionetas, veleros y demás aeronaves.
  7. Accesorios y piezas de recambio de los medios de transporte comprendidos en los números anteriores.
  8. Joyas, alhajas, piedras preciosas, perlas naturales o cultivadas, objetos elaborados total o parcialmente con oro o platino. Bisutería fina que contenga piedras preciosas, perlas naturales o los referidos metales, aunque sea en forma de bañado o chapado, salvo que el contenido de oro o platino tenga un espesor inferior a 35 micras.
  9. Prendas de vestir o de adorno personal confeccionadas con pieles de carácter suntuario. Se exceptúan de lo dispuesto en este número los bolsos, carteras y objetos similares así como, las prendas confeccionadas exclusivamente con retales o desperdicios, cabezas, patas, colas, recortes, etc., o con pieles corrientes o de imitación.
  10. Objetos de arte originales, antigüedades y objetos de colección definidos en el artículo 136 de la Ley del IVA.
  11. Bienes que hayan sido utilizados por el sujeto pasivo transmitente o por terceros con anterioridad a su transmisión.
  12. Aparatos y accesorios para la avicultura y apicultura.
  13. Productos petrolíferos cuya fabricación, importación o venta está sujeta a los Impuestos Especiales.
  14. Maquinaria de uso industrial.
  15. Materiales y artículos para la construcción de edificaciones o urbanizaciones.
  16. Minerales, excepto el carbón.
  17. Hierros, aceros y demás metales y sus aleaciones, no manufacturados.
  18. Oro de inversión definido en el artículo 140 de la Ley del IVA.

Cómo se aplica el recargo de equivalencia en la facturación

El comerciante minorista con régimen de recargo de equivalencia no tiene que facturar de ninguna manera especial a sus clientes finales.

Simplemente aplica el IVA correspondiente a los productos en los precios.

Sin embargo la cosa cambia a la hora de hacer los pagos, pues el proveedor cargará al minorista factura con IVA más el recargo de equivalencia, establecido en base a una tabla oficial.

Tipos de recargo de equivalencia

Los tipos de recargo de equivalencia para cada tipo de IVA son los siguientes:

  • 5,2% para los artículos que tienen un IVA al tipo general del 21%.
  • 1,4% para los artículos que tienen un IVA al tipo reducido del 10%.
  • 0,5% para los artículos que tienen un IVA al tipo reducido del 4%.
  • 0,75% para el tabaco.

Ya sabiendo esto, un comerciante mayorista creará la factura al minorista aplicando el IVA y luego el recargo de equivalencia.

Ejemplo:

  • Precio del producto= 1.000 €
  • + IVA 21% = 1.210 €
  • + RE 5,2% = 1.273 €

Cómo aplicar el recargo de equivalencia en WooCommerce

Si has comprendido todo lo anterior, si eres comercio minorista que vendes a cliente final tú puedes recibir facturas con recargo de equivalencia de tus proveedores, pero esto no afecta a tus productos que vendes a tus clientes, a los que facturarás como siempre, con el IVA correspondiente.

Es más, ni siquiera tienes obligación de facturar a los clientes, vale con el comprobante del pedido, precisamente por usar el recargo de equivalencia. No obstante, si algún cliente te pide factura se la puedes hacer sin problema, seguirás sin tener que hacer la declaración del IVA.

Ahora bien, si eres mayorista y sirves en tu ecommerce a clientes acogidos a este régimen especial del recargo de equivalencia entonces sí que tendrás que cobrarles y facturarles con el correspondiente recargo de equivalencia en WooCommerce.

Si todos tus clientes son minoristas con recargo de equivalencia es sencillísimo configurar WooCommerce para venderles online.

Simplemente cuando crees un impuesto añádele una segunda línea con el recargo de equivalencia correspondiente a ese tipo de IVA,  en base a la tabla que vimos anteriormente.

Ahora bien, si tienes una tipología de clientes mixta en la que, o bien no todos son minoristas, sino que también vendes a cliente final, o aún siendo minoristas no todos están acogidos al recargo de equivalencia tienes un problemilla.

El problema es que WooCommerce aplica impuestos por zonas, no por tipo de usuario, que es lo que tú necesitas.

Recargo de equivalencia en WooCommerce con código

Un modo de aplicarlo sería el siguiente:

  1. Creas un perfil de usuario nuevo, con el plugin Members por ejemplo, con el slug clienteconre.
  2. Creas el nuevo impuesto en los ajustes de WooCommerce como hemos visto antes y lo nombras, por ejemplo, RE.
  3. Añades el siguiente código a tu plugin de personalizaciones o mu-plugin.

Lo que hace el código es comprobar si el usuario que está haciendo la compra tiene el perfil clienteconre y en caso afirmativo le aplica automáticamente el impuesto con recargo de equivalencia que configuramos en los ajustes.

Plugins de recargo de equivalencia para WooCommerce

Para solucionarlo lo mejor es usar plugins y que yo sepa solo hay uno gratis.

Se llama precisamente WooCommerce Recargo de Equivalencia de @josesan, que además es gratuito.

Una vez instalado tienes que crear tus impuestos como siempre, unos con recargo de equivalencia y otros sin recargo de equivalencia. Hasta aquí fácil.

El truco está en:

  1. Crea un nuevo perfil de usuario denominado, por ejemplo, cliente con recliente minorista, lo que quieras. Puedes hacerlo con el plugin Members, uno de mis favoritos.
  2. En los ajustes del plugin, asocia las opciones de usuario y tipo de iva al perfil de usuario recién creado y a los impuestos especiales creados.

recargo de equivalencia en woocommerce

Luego, cuando un cliente sea minorista tendrás que cambiarle el perfil. Así que también en estos casos el plugin debe ir acompañado de un procedimiento, mediante el cual el usuario tenga que darse de alta antes de comprar si es minorista, mediante formulario, directo o como tú decidas.

Como habrás visto la estrategia no es sencilla, pero al menos tenemos la opción, y es totalmente operativa, y el plugin gratis.

Otros plugins

Hay otros plugins para el recargo de equivalencia en WooCommerce, pero no los he podido probar aún (salvo que los autores me cedan una licencia al efecto para compararlos), estos:

La estrategia de estos plugins es distinta, pues es el cliente quien elige en el momento del registro/compra si se le debe aplicar el recargo de equivalencia o no.

Si sabes de algún otro método, o has probado alguno de los anteriores, nos lo cuentas en los comentarios.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

FlojitoNo está malEstá bienMe ha servidoFantástico (4 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Autor: Fernando

Fernando Tellado, apasionado de WordPress, profesor, consultor y ponente. Maquero cansino, padre de tres hijos y de una perrita Beagle, Bilbaíno de nacimiento, Español de corazón y ciudadano de donde me quieran.Autor del libro WordPress - La tela de la araña. Mi blog personal es Navegando con red, donde he crecido como escritor en la red y ofrezco mis visiones acerca de la Web 2.0 y la blogosfera.

Comparte esta entrada en
468 ad

ESTA WEB UTILIZA COOKIES PARA OFRECER LA MEJOR EXPERIENCIA POSIBLE. SI SIGUES NAVEGANDO DAS TU CONSENTIMIENTO PARA LA ACEPTACIÓN DE COOKIES Y NUESTRA POLÍTICA DE PRIVACIDAD más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar