WordCamp Gran Canaria, una experiencia inolvidable y peculiar

Aviso que estoy escribiendo esta reseña recién aterrizado de WordCamp Gran Canaria, muy cansado, y aún con los recuerdos en caliente de un evento WordCamp que ha sido diferente por muchos motivos.

Por ello, para no confundirte, separaré mi experiencia de esta WordCamp en 2 apartados bien diferenciados.

Lo mejor de WordCamp Gran Canaria

Sin duda lo mejor de cada evento de la comunidad WordPress es su gente, y lo que consigue de manera altruista y voluntaria.

Y esto se ha hecho especialmente patente en WordCamp Gran Canaria, donde ha habido esfuerzos destacables por mucha, mucha gente de la comunidad.

La organización

El primero el de la organización, pues en su primer evento WordCamp han ofrecido un evento de 3 días, realmente intensos e interesantes.

No tenía ninguna duda de la capacidad de Moncho y Esther en organizar un evento de calidad pero nos han demostrado a todos que son unos profesionales, y que su entrega es total.

Y se ha notado. No faltó detalle, ni el lugar del evento, ni el catering, la acogida, todo fue perfecto, y ellos siempre atentos, en todas partes, omnipresentes y siempre con una sonrisa para todos.

Los voluntarios

Cuando en un evento en las Islas Canarias ves que hay voluntarios de toda España, que se han pagado el viaje de su bolsillo para ayudar a organizar un evento de la comunidad no te queda menos que quererles con locura.

Allí había voluntarios de Galicia, como José Luis, o de Madrid como mi antigua alumna Laura, y  muchos otros que estuvieron siempre dispuestos, sonrientes, listos para ayudar y trabajar mientras el público y ponentes disfrutaban del evento.

Los asistentes

De nuevo, desde cualquier parte de España, se acercaron a disfrutar, aprender, compartir WordPress. Para muchos era otra WordCamp más a disfrutar, pero para la mayoría era su primer evento WordPress, y algunos – como María por ejemplo – no dudaron en recorrer miles de kilómetros desde Galicia para vivir esta experiencia, primera de seguramente otras muchas.

El local

Sinceramente, el Museo Elder es un sitio espectacular, con unas instalaciones geniales, y si a eso le sumas que está junto al puerto, en una ciudad acogedora y maravillosa como Las Palmas, la experiencia solo tiene que ser única.

Además de unas instalaciones en las que todo funcionó bien desde el primer momento, tuvimos  la oportunidad de disfrutar de la tecnología y atracciones del museo, una gozada para niños y adultos, con realidad virtual, robots, de todo, superchulo.

Gran Canaria

Disfrutar de un evento en invierno, en pleno Febrero, con 20 grados de temperatura, es una experiencia en sí misma sorprendente, y lo disfrutamos de veras.

Hubo hasta quien se dio un bañito en la playa entre ponencia y ponencia.

Toda la ciudad es un lugar de acogida, la comida fantástica, y su gente encantadora, cariñosa, como no se encuentra. Debe ser el carácter de las islas.

Las ponencias y los ponentes

El programa de WordCamp Gran Canaria fue muy variado, extenso (3 días nada menos) y para todos. Desde hace varios eventos la comunidad está apostando por hacer eventos inclusivos, para todos, que se centren en atraer a la nueva generación de usuarios de WordPress, al mismo tiempo de fidelizar a los actuales.

Y gracias a ello en el programa hubo de todo tipo de ponencias, desde las más avanzadas hasta las más básicas. Una WordCamp para todos.

De las ponencias que pude ver todas fueron excelentes, pero me gustaron especialmente la de Joan Artes sobre migraciones, muy instructiva, las de Pablo Moratinos, Álvaro Gómez y Pedro Múgica, pero sobre todo la de Nando Pappalardo, CEO de YITH, quien nos contó su inspiradora experiencia de cómo una pareja de desarrolladores WordPress (él y su mujer) pasaron de vender unos pocos temas a duras penas a unos pocos clientes a vender plugins por millones de euros, primero en Envato, y actualmente en su propio marketplace.

Lo peor de WordCamp Gran Canaria

Pero, también hubo sus cosillas en esta WordCamp que, a mi pesar, pero con la responsabilidad que debo tener, te cuento…

El “casi” Contributor Day

En las últimas WordCamps a las que he asistido estoy comprobando que se está menospreciando el Contributor Day, o Día de la Comunidad.

Se haga antes o después del día de ponencias, es un día en el que el foco, el objetivo, debe estar en HACER WordPress, animando a los asistentes a la WordCamp a participar en las distintas áreas de colaboración, como traducciones, vídeo, core, plugins, comunidad, soporte.

Sin esas colaboraciones altruistas simplemente WordPress dejaría de existir, de ahí su importancia.

Pero estoy observando que últimamente se crean como eventos/actividades paralelas, que terminan perjudicando la pura actividad de comunidad.

En las últimas WordCamps, en el Contributor Day, se han programado ponencias adicionales, mesas de seguridad, de marketing, talleres varios y diversos.

El resultado ha sido que las mesas de colaboración, de Contributor Day, quedaban vacías de gente haciendo WordPress mientras el grueso de los asistente estaban en otro tipo de actividades.

No digo que no sean interesantes todas esas actividades, sino que no son el objetivo del Contributor Day.

Claro que cualquier usuario WordPress quiere que un crack le ayude a asegurar WordPress, conocer lo último de Gutenberg o ver una mini-ponencia sobre cómo publicar un anuncio en Facebook o lo que sea. Pero eso no es un Contributor Day.

El resultado en estas últimas WordCamps es que las mesas de comunidad han estado prácticamente vacías, o con una duración ridícula en la que no ha dado tiempo a fomentar la colaboración en las actividades que la comunidad, WordPress, necesita de todos.

Espero que esta reflexión llame la atención de los organizadores de próximas WordCamps para que no desaparezca el Contributor Day como tal.

La ciclogénesis explosiva e Iberia

Para terminar esta reseña de WordCamp Gran Canaria, te recuerdo lo que decía al principio, que estoy cansado, y estoy cansado un miércoles porque volví a casa anoche martes por la noche, tras 2 días extra en las Canarias con los que no contaba.

Y menos mal que Moncho nos regaló el lunes con una visita turística, sino habría sido mucho peor.

Lo que pasó el domingo, día que terminó WordCamp Gran Canaria, es que un evento meteorológico esperado hacía días, sorprendió a todos y se atrasaron y cancelaron multitud de vuelos desde y hacia las Islas Canarias.

En mi caso y el de otros muchos, tuvimos además la mala fortuna de estar en manos de Iberia, que demostró un absoluto desprecio por sus clientes, dejándonos abandonados, prácticamente secuestrados sin información, ni un triste email, ni una comunicación, sin personal que informase adecuadamente, y sin solución.

Lo único que teníamos era un número de teléfono que nadie cogía, y si pedías un vuelo alternativo para volver a tu casa te lo ofrecían 2 días después, sin ayudas de ningún tipo.

Mientras otros operadores que solo tuvieron retrasos hasta dieron vales de comida para sus pasajeros, en Iberia solo respondían que no se hacían cargo de nada, que no pagaban hoteles ni nada.

Para más vergüenza te mandaban a la ventanilla de Aena, y estos de nuevo a la de Iberia. De vergüenza.

Gracias de nuevo a Moncho (para quien no lo conozca, José Ramón Padrón, Country Manager de SiteGround y buena personas sobre todo) que nos acogió a los desventurados abandonados por Iberia, como Katerina, Pablo y un servidor, y, robando tiempo a su familia, dedicó todo el lunes a enseñarnos la isla, invitarnos a comer junto a la playa y hacer que, por unas horas, olvidásemos la penuria en la que nos había abandonado Iberia. Moncho, eres un gran tipo, de verdad.


Esta parte mala, que lo fue, no debe empañar WordCamp Gran Canaria, que ha sido una WordCamp perfecta.

Son 2 cuestiones ajenas a ella. Por un lado el problema con Iberia, y por otro algo no inherente a WordCamp Gran Canaria, sino a varias de las últimas WordCamps, que expongo como reflexión.

Fotos de Pablo Moratinos y Álvaro Gómez

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

Al hacer una valoración se recoge una cookie con la IP de tu dispositivo

FlojitoNo está malEstá bienMe ha servidoFantástico (5 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Autor: Fernando Tellado

Fernando Tellado, apasionado de WordPress, profesor, consultor y ponente. Maquero cansino, padre de tres hijos y de una perrita Beagle, Bilbaíno de nacimiento, Español de corazón y ciudadano de donde me quieran. Autor del libro WordPress - La tela de la araña. Mi blog personal es Navegando con red, donde he crecido como escritor en la red y ofrezco mis visiones acerca de la Web 2.0 y la blogosfera.

Comparte esta entrada en
468 ad

Al dejar un comentario se solicitan datos como tu correo y nombre que se almacenan en una cookie para que no tengas que volver a completarlos en próximas visitas. Para enviar un comentario debes aceptar nuestra política de privacidad | Responsable de los datos: Fernando Tellado García | Finalidad: Gestión y moderación de comentarios | Legitimación: Tu consentimiento expreso | Destinatario: Disqus (acogido a EU-US Privacy Shield) | Derechos: Tienes derecho al derecho al acceso, rectificación, supresión, limitación, portabilidad y olvido de sus datos

Centro de preferencias de privacidad

Cookies imprescindibles

Se usan para almacenar tu nombre, correo, IP y demás datos que dejas en los formularios de comentarios, contacto, acceso y tus preferencias de privacidad.

AUTH_KEY, SECURE_AUTH_KEY, LOGGED_IN_KEY, NONCE_KEY, comment_author, comment_author_email, comment_author_url, rated, gdpr, gawdp

Cookies de terceros

Usamos cookies de terceros en las que se almacenan externamente para conocer tus usos de navegación, si ya estás suscrito al boletín y los elementos compartidos en redes sociales

cfduit_, intercom-id, intercom-lou, mailerlite:language, mailerlite:webform, _ga, _gid
cfduit_, intercom-id, intercom-lou, mailerlite:language, mailerlite:webform
_ga, _gid

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?

Pin It on Pinterest