Trucos para un .htaccess optimizado en WordPress

Hoy en día, muchas empresas se enfrentan al reto de la digitalización, es decir, pasar su comercio físico al mundo online. Esto no es tan fácil como parece, ya que según el tipo de tienda y la forma en que realice las ventas o los contactos con clientes, necesitará un tipo u otro de plataforma. Algunas optan por una página web clásica, mientras que otras se decantan por las funcionalidades de CMS como WordPress. Para tomar las decisiones, es importante contar con conocimientos informáticos y de venta o una asesoría especializada en su defecto.

Muchas empresas reconocen que necesitan trabajar el ámbito digital, pero carecen de los recursos para incorporar a especialistas a tiempo completo. Parece que el formato habitual de las empresas es poco flexible a la hora de incorporar este talento que realiza aportaciones periódicas en lugar de diarias. Para contrarrestar esto, aparece el formato freelance. Gracias a diversas plataformas, se pueden encontrar diferentes perfiles profesionales y acordar una colaboración por proyectos, con un coste fijo y delimitado.

¿Cuál es la finalidad del archivo .htaccess?

Los aspectos necesarios para que una web funcione de forma correcta son gestionar los contenidos, la programación y archivos como .htaccess. Se trata de un acceso de hipertexto que sirve como archivo para configurar el software denominado Apache. Es un software de servidor muy extendido, pero que necesita una serie de direcciones para programar su comportamiento hasta cierto punto. El archivo .htaccess indica las posibilidades de acción que tiene un usuario al entrar en la web. También puede limitar ciertas acciones para darnos un mayor control sobre nuestra propia web.

Otro uso es configurar el servidor para que reaccione ante fallos en la conexión del usuario. Esto mejorará la llamada UX o experiencia de usuario y servirá para canalizar ciertas acciones del usuario.

También tiene una relevancia especial a la hora de conseguir que un sitio cargue mejor. La optimización es clave, y no solo para que el usuario tenga que esperar menos. El estado de carga de una página afecta en parte a las posibilidades de que dicha página aparezca entre los mejores resultados de Google. Por tanto, si nuestra web utiliza el archivo .htaccess para priorizar la optimización del tiempo de carga, no solo mejorará la experiencia de los usuarios actuales, sino que atraerá diferentes usuarios.

En resumen, el archivo .htaccess es un documento pequeño pero que puede servir como una puerta de entrada a una página eficiente y funcional. Según los parámetros y reglas introducidos, cuando un usuario entra en la web el servidor dirige el tráfico a la página de inicio que aparece en .htaccess. Si hay algún error, el servidor dirige al usuario a una página de fallo denominada 404, que también es personalizable hasta cierto punto. Por lo que una mala configuración puede implicar un riesgo, ya que echará a perder muchas visitas que podrían ser potenciales clientes. He aquí la razón por la que conviene dejar estos archivos en manos de profesionales.

Si hay un aspecto en el que muchos emprendedores deben incidir, ese es el informático. Las carencias en este sentido han hecho que muchos proyectos viables se estancaran en su fase de adaptación digital. Para que no nos ocurra esto, lo mejor es que contemos con un programador especialista en WordPress, especialmente en el arranque del proyecto. Este profesional está acostumbrado a lidiar con el sistema informático WordPress, la programación, los tipos de archivos y las opciones promocionales. Cada vez es más habitual que empresas que no cuentan con un departamento IT propio, contraten de forma esporádica a programadores freelances en períodos concretos o para acciones determinadas. Este tipo de contratación es cada vez más recurrente, ya que ayuda al ahorro de costes en pequeños y medianos negocios, en los cuales sostener a un trabajador en plantilla a tiempo completo supone un esfuerzo económico importante.

WordPress y .htaccess

WordPress es uno de los lugares virtuales más populares entre las empresas hoy en día. Sus diseños intuitivos para páginas webs y sus opciones de promoción pagada permiten a muchos usuarios hacer negocios en internet a diario. En este formato también juega un papel fundamental el archivo .htaccess.

Hay un par de aspectos que conviene relacionar sobre WordPress como beneficiario de la tecnología .htaccess. Para empezar, los archivos .htaccess pueden referirse a la totalidad de una web, es decir, para indicar el comportamiento deseado en cualquier apartado de ella. Sin embargo, también existe la opción de asignar este tipo de documentos a cada directorio, lo que abre la posibilidad de personalizar diferentes subsecciones.

Hablamos de un elemento muy importante para restringir la entrada a algunas carpetas del servidor, direcciones IP, etc. Como vemos, se trata de funciones de protección muy necesarias en el actual contexto de la ciberseguridad.

Optimizaciones para nuestro archivo .htaccess

Se pueden hacer diferentes optimizaciones en este documento para aprovechar todas y cada una de sus funcionalidades. Además, según se vaya utilizando nuestra web de WordPress, será necesario realizar ajustes que tengan sentido. Es importante recordar que, antes de modificar el archivo .htaccess, los profesionales suelen realizar una copia de seguridad. Esto es debido a que, en caso de fallo (que puede ocurrir incluso por cuestiones ortográficas), la página podría quedar fuera de servicio. Para facilitar las tareas, se recomienda crear una edición duplicada y aplicar los siguientes consejos.

Personalizar la página de error 404

La página de error 404 es una de las que más molestan a los usuarios, ya que, en muchos casos, ellos no saben cómo han acabado ahí. Personalizar este apartado permite dar indicaciones concretas o explicaciones.

Página de inicio

El archivo .htaccess permite definir una página de inicio por defecto, que no tiene por qué coincidir con la principal. Muchas personas que realizan proyectos personales utilizan el apartado de «¿Quiénes somos?» como página de inicio.

Traer visitantes desde nuestra antigua web

Cuando un cliente tenía una vieja web que ha cambiado por otra, es importante redirigir a las personas que entran en el viejo dominio. Así entenderán que se ha cambiado el contenido de lugar.

Proteger la modificación de .htaccess

Se han de establecer parámetros para que esta hoja maestra no pueda ser modificada por terceros.

Bloquear bots y usuarios

Esto se puede hacer desde .htaccess. Es una forma de evitar los accesos indeseados a la web y de protegerla de posibles ataques.

(6 votos, promedio: 3.7) Valora este artículo para ayudar a mejorar la calidad del blog

¿Te gustó este artículo? ¡Ni te imaginas lo que te estás perdiendo en YouTube!

Sobre el autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información base sobre privacidad:
  • Responsable: Fernando Tellado ([email protected])
  • Fin del tratamiento: Moderación de comentarios para evitar spam
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

 

Ir arriba Ir al contenido