¿Cómo se usan y aplican las técnicas de las herramientas de medición de velocidad web?

De unos años a esta parte cada vez han tomado más relevancia las mediciones de velocidad a la hora del desarrollo e implementación de webs. Si nos centramos en WordPress actualmente nadie contempla una instalación sin al menos un plugin de caché y optimizaciones varias.

El problema de las herramientas de medición de velocidad web

Esta tendencia, que es buena en sí misma, pues va en la dirección correcta de ofrecer webs rápidas para todo tipo de dispositivos y velocidades de conexión, además de reducir la huella de carbono, en lo que se refiere a la comprensión de sus tecnologías aún está muy lejos de que el usuario medio comprenda los distintos aspectos de su aplicación.

Sobre todo, estos últimos años, paralelamente a la falta de una formación e información clara y destinada a todo tipo de usuario, se han ido acumulando malentendidos y mitos, que no solo no favorecen el conocimiento de las tecnologías de optimización web, sino que lo complican todo.

De hecho, la mayoría de herramientas que usamos habitualmente para medir parámetros de optimización y velocidad web no están pensadas para todo tipo de usuarios, y solo por eso vamos a acumular malentendidos, pero sobre todo desasosiego, al comprobar que no tenemos las capacidades técnicas o teóricas para aplicar lo que se nos indica en esas herramientas.

No es que sean herramientas fascistas o excluyentes, es simplemente que no están pensadas la mayoría de estas aplicaciones para el usuario medio, y nos lanzamos a tratar de comprenderlas y aplicar sus indicaciones sin los conocimientos necesarios para hacerlo.

El papel de WordPress en la optimización web para todos

Y menos mal que en WordPress tenemos montones de plugins y servicios, casi siempre gratuitos, que nos ayudan a optimizar nuestras webs, sino sería prácticamente imposible aplicar todas esas indicaciones de mejora de rendimiento que vemos habitualmente en las herramientas de medición de velocidad y métricas web principales.

Imagina tener que aplicar todos esos conceptos técnicos de mejora sin la ayuda de plugins. No te quedaría otra que aprender a programar o gastar cientos o miles de euros contratando a alguien que lo haga por ti. Eso sí que sería excluyente.

Imagina tener una web hecha «desde cero» en la que tengas que aplicar técnicas como defer, async, lazy load, CSS critical path y demás por tu cuenta. Sí o sí te tocaría contratar a alguien, y no sería barato, ni solo para hoy, tendrías que tener a alguien en plantilla que fuese actualizando tu web a cada nueva tecnología de optimización.

De hecho es especialmente relevante que, ante estos nuevos retos técnicos, inabordables para el actual perfil de gestor web, normalmente el dueño del negocio, que ha creado su web mediante plantillas, sin programar ni una sola línea de código, exista WordPress, para facilitar la aplicación de todas estas tecnologías de optimización de manera sencilla, y sin que haya que pedir un préstamo al banco para que la web de tu negocio sea competitiva.

De todos modos en este artículo no voy a hablar de plugins, ni siquiera de WordPress, sino de cómo comprender y usar correctamente esas herramientas de medición de velocidad que utilizamos habitualmente sin más criterio muchas veces que saber que existen y que todo el mundo las utiliza.

El objetivo es que puedas aprovechar todas esas herramientas de medición de velocidad según tu perfil técnico, y obtener el máximo rendimiento de cada una de ellas.

Mitos sobre las herramientas de rendimiento web

Antes de nada, vamos a repasar algunos mitos que han ido surgiendo al hilo de las herramientas de medición de velocidad.

La experiencia de usuario se puede analizar con una sola métrica

No es posible medir una buena experiencia de usuario solo analizando un punto de medición. Desde que el usuario accede a nuestra web hasta que realiza la acción que esperamos realiza una serie de pasos y usos de navegación que deben ser analizados en su conjunto y separadamente, cada uno de ellos en su dimensión e importancia.

Y para ello hay varias métricas implicadas, pues habrá «momentos» en los que lo más importante será la velocidad de carga global, mientras que en otros lo más relevante será la adaptabilidad de los elementos de la página o la sencillez de la interacción.

Por ejemplo, nada más llegar el usuario a nuestra web querremos un LCP mínimo, para ofrecer una impresión favorable de velocidad y navegación, pero a la hora de obtener la conversión mediante un formulario o selección de productos adquirirá una mayor importancia el CLS, evitando introducir elementos que dificulten que el usuario haga clic o introduzca datos.

La experiencia de usuario se puede valorar mediante «usuarios tipo»

La realidad no tiene nada que ver con las mediciones de laboratorio que realizan las herramientas de velocidad, cada usuario utiliza un dispositivo diferente, en distintas ubicaciones, tamaños de pantalla, colores y conexiones, cambiantes a lo largo del día o incluso menos.

Debes ser capaz de hacer mediciones de estudio de campo teniendo en cuenta variables como la conexión (3G, 4G, Fibra, ADSL, y a varias velocidades), el tipo de dispositivo (móvil, tableta, escritorio), a varios tamaños, orientaciones, sistema operativo utilizado, navegador activo, etc.

Son muchos los parámetros que pueden confundirte a la hora de valorar los resultados de una medición si no tienes en cuenta cómo navegan tus usuarios, no usuarios tipo, sino los tuyos, en distintas situaciones.

La realidad es que nunca te servirá una única herramienta para analizar en profundidad la experiencia de usuario, sino la confluencia de varias, como PageSpeed Insights + Google Search Console + Google Analytics + mapas de calor y vídeos de interacción real.

Si mi web carga rápido para mi también cargará rápido para el resto de usuarios

En línea con lo comentado en el mito anterior, la realidad es que por muchos simuladores que usemos, la velocidad, las redes y los dispositivos que usa un desarrollador o un dueño de web nunca serán igual que los que utilicen sus distintos usuarios.

Yo mismo tengo varios móviles activos de distintos sistemas operativos y tamaños de pantalla para pruebas de desarrollo web, pero ni así es suficiente. Solo los datos analíticos de campo reales, con herramientas que en conjunto nos ofrezcan una visión real del comportamiento y navegación por nuestra web.

Datos de laboratorio y datos de campo

La mayoría de las herramientas de medición de optimización y velocidad nos van a ofrecer uno o ambos datos, de laboratorio y/o de campo, así que es importante saber para qué nos servirán cada uno de ellos.

Datos de laboratorio

Los datos de laboratorio son datos de rendimiento recogidos en un entorno controlado con una configuración predefinida del dispositivo y de la red. Esto ofrece resultados reproducibles y capacidades de depuración para ayudar a identificar, aislar y solucionar problemas de rendimiento.

Para recoger este tipo de datos puedes usar herramientas como LighthouseWebPageTest.

Fortalezas

  • Útiles para la depuración de problemas de rendimiento
  • Visión global y profunda de la experiencia del usuario (UX)
  • Entorno de pruebas y depuración replicable

Limitaciones

  • Podría no capturar los cuellos de botella del mundo real
  • No se puede correlacionar con los indicadores clave de rendimiento (KPIs) de la página en el mundo real

Datos de campo

También llamados «Monitorización de usuarios reales» o RUM (Real User Monitoring)
Los datos de campo son datos de rendimiento recogidos de cargas de páginas reales que tus usuarios están experimentando en la vida real.

Para obtener informes de este tipo de datos puedes usar el informe de experiencia de usuario de Chrome o herramientas de medición como PageSpeed Insights.

Fortalezas

  • Captura la verdadera experiencia del usuario en el mundo real
  • Permite la correlación con los indicadores clave de rendimiento de la empresa

Limitaciones

  • Conjunto restringido de métricas
  • Capacidades de depuración limitadas

¿Qué herramienta debería usar según mi perfil técnico?

Llegados a este punto, y habiendo comprendido qué y cómo hay que medir el rendimiento y experiencia de usuario de una web, no es lo mismo usar una herramienta que otra, y dependiendo de tu perfil técnico deberías centrarte más en unas que en otras, y así aprovechar al máximo estas nuevas tecnologías.

Si eres marketero o desarrollador tratando de optimizar la experiencia de usuario y conversiones

  • Usa Speed Scorecard para analizar la velocidad en móviles de tu sitio en comparación con la de tus homólogos en más de 10 países. Las puntuaciones se basan en datos reales de Chrome User Experience Report.
  • Usa el Impact Calculator para evaluar las oportunidades de ingresos potenciales de la mejora de la velocidad de tu sitio móvil. El impacto se basa en los datos de referencia de Google Analytics.
  • Usa TestMySite para probar el tiempo de carga de tu página en dispositivos móviles junto con los puntos de referencia del sector y para saber cómo unas sencillas correcciones pueden acelerar tu sitio y reducir la pérdida de visitantes. TestMySite está actualmente basado en WebPageTest y PageSpeed Insights.

Si eres desarrollador tratando de conocer la experiencia real de usuarios y recomendaciones sectoriales

PageSpeed Insights te ayuda a comprender el rendimiento real de tu sitio, tal y como lo experimentan los usuarios de Chrome, y te recomienda oportunidades de optimización.

Desarrollador que intenta comprender las prácticas óptimas de rendimiento web

Lighthouse contiene un conjunto completo de oportunidades de mejora de rendimiento. Te proporciona una lista de oportunidades de rendimiento que faltan en tu página y el tiempo que se ahorra al implementar cada optimización, lo que puede ayudarte a entender lo que debes hacer.

Desarrollador que busca orientaciones técnicas sobre cómo profundizar en el rendimiento de la web

Las Chrome Developer Tools (CDT) contienen un panel de rendimiento que te permite profundizar en los problemas de rendimiento de tu sitio mediante la creación de perfiles con configuraciones personalizadas, lo que te permite rastrear los cuellos de botella de rendimiento. Puedes utilizar CDT tanto en versiones de producción como de desarrollo de una web.

WebPageTest contiene un conjunto avanzado de métricas y visores de trazas. Te permite profundizar en el rendimiento de tu sitio en hardware móvil real con condiciones de red.


Bueno, y nada más por hoy. Espero que esta reflexión te haya servido para poder aprovechar mejor todas esas herramientas de rendimiento y velocidad que a veces nos parecen tan complicadas, y no es por culpa nuestra, sino simplemente es que no estamos usando la adecuada a nuestro perfil o, simplemente, no la estamos usando bien para nuestro objetivo.

Si quieres aprender más sobre toda esta filosofía de rendimiento y optimización web puedes revisar la categoría de artículos y guías sobre WPO del blog, o las guías de Google.

(7 votos, promedio: 5) Valora este artículo para ayudar a mejorar la calidad del blog

¿Te gustó este artículo? ¡Ni te imaginas lo que te estás perdiendo en YouTube!

Sobre el autor

4 comentarios en “¿Cómo se usan y aplican las técnicas de las herramientas de medición de velocidad web?”

  1. Excelente artículo Fernando como siempre. Siempre he visto éstas herramientas de medición como cuando uno tiene que hacerse un perfil 20 en la sangre, siempre hay un valor que se desajusta por algún motivo y difícilmente se mantienen los cambios que se logran exitosamente debido actualizaciones de WordPress y Plugins.

    Yo ya me limite hacer un cheque cada 2 meses para ver como está la salud del sitio 😉

    Feliz día.

  2. La herramienta más inteligible a mis limitadas entendederas eran las sesiones de «destripando webs» en tú canal de youtube… A ver si te animas a hacer un «revival»¡¡¡

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información base sobre privacidad:
  • Responsable: Fernando Tellado ([email protected])
  • Fin del tratamiento: Moderación de comentarios para evitar spam
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido

 

Ir arriba Ir al contenido