Tutorial Divi: Cómo usar la lógica condicional en los formularios

Una de las características más potentes del módulo de formularios de Divi es la lógica condicional, que nos permite mostrar u ocultar campos de formulario dependiendo de que se cumplan ciertas condiciones, así que vamos a ver lo fácil que es usarlos.

Cómo funciona la lógica condicional

Lo primero es conocer la característica, que encontrarás en cada campo de tu formulario.

Como ves en la captura anterior, lo primero es activar la lógica condicional.

Una vez hecho esto decide si las reglas (más abajo) que apliques serán todas a la vez o cualquiera de ellas. Esta es una decisión vital para el funcionamiento de la lógica, y el mejor maestro es la práctica y el objetivo de tu formulario.

Para terminar, empieza a aplicar reglas sobre los campos ya existentes, y esto ya te da una pista: no puedes aplicar lógica condicional hasta que no tengas creados todos los campos posibles de tu formulario.

El funcionamiento es sencillo:

  1. Eliges el campo al que se aplicará la regla entre los ya creados.
  2. Defines la lógica condicional:
    • es igual a (una opción de tu campo elegido)
    • no es igual a (idem)
    • es mayor que (un valor numérico del campo elegido)
    • es menor que (idem)
    • contiene (texto, etc del campo elegido)
    • no contiene (idem)
    • está vacío (el campo elegido)
    • no está vacío (idem)
  3. Seleccionas el valor al que se aplicará la lógica condicional entre los valores del campo elegido.

El resultado es que el campo al que aplicas la lógica condicional solo se verá si se cumple la regla o reglas definidas, en caso contrario no se mostrará.

Ejemplos

La mejor manera de verlo es con ejemplos, así que vamos enredar un poco con algunos representativos.

El campo ofrece opciones

Si el campo al que vas a aplicar la lógica condicional es del tipo desplegable, caja de opciones (checkboxes) o botones radio es casi lo más obvio, solo tienes que elegir la lógica condicional (es igual a, no es igual, etc) y elegir al campo al valor de las opciones disponibles al que se aplicará.

Así, si el campo que estamos editando es del tipo checkboxes, y has definido que la regla es que hayas elegido del campo “Quiero…” la opción “Pedir presupuesto“, entonces se mostrará este campo.

Y en el formulario publicado, al elegir la opción “Presupuestose mostrará el campo de tipos de presupuesto al que hemos aplicado la lógica condicional, además de todos los campos genéricos, sin lógica condicional, comunes por decirlo de algún modo.

Eligiendo campo con lógica condicional

Lógica condicional aplicada

Como ves en el ejemplo anterior, antes de seleccionar un campo del primer desplegable se muestran los campos sin lógica condicional (nombre, email, mensaje) y es solo al seleccionarlo que aparece el campo con lógica condicional, para que – en este caso – el cliente elija el tipo de presupuesto.

No es un campo de opciones

La otra posibilidad amplia es cuando el campo del que surgirá la lógica no es una lista de opciones sino algo más plano.

Imagina, por ejemplo, que hay un campo para que el usuario envíe un currículum, y si el usuario lo elige, se le muestra un campo adicional para explicar sus virtudes.

También podrías añadir un campo por el que si la dirección de email es de la propia empresa no se le muestre, pues ya tienes sus aptitudes. Algo así…

De este modo, aunque el usuario seleccione el valor “Trabajar con vosotros“, como he marcado aplicar todas las reglas, solo se mostrará si el correo no contiene ayudawp.com.

Con email

Sin email

Como ves en las capturas, si no pone el email se muestra el campo de aptitudes para el puesto de trabajo, pero una vez lo introduce y coincide con la condición puesta se oculta ese campo.

Los ejemplos pueden ser muchos, y puedes complicar el formulario hasta el infinito, aplicando reglas sobre reglas, para crear formularios realmente complejos, con multitud de respuestas en base a lógicas condicionales variadas.

Esto hace que el módulo de formularios de Divi sea realmente potente, para casi cualquier necesidad. Para mi gusto solo carecer de un campo de subida de archivos, por lo demás, gracias a la lógica condicional, es prácticamente perfecto.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

Al hacer una valoración se recoge una cookie con la IP de tu dispositivo

FlojitoNo está malEstá bienMe ha servidoFantástico (2 votos, promedio: 4,00 de 5)
Cargando…

Autor: Fernando Tellado

Fernando Tellado, apasionado de WordPress, profesor, consultor y ponente. Maquero cansino, padre de tres hijos y de una perrita Beagle, Bilbaíno de nacimiento, Español de corazón y ciudadano de donde me quieran. Autor del libro WordPress - La tela de la araña. Mi blog personal es Navegando con red, donde he crecido como escritor en la red y ofrezco mis visiones acerca de la Web 2.0 y la blogosfera.

Comparte esta entrada en
468 ad

Pin It on Pinterest