Consejos básicos sobre claves de acceso, hosting y WordPress

Hoy me entró una llamada de socorro por email, de una persona que había encargado hacer una web con WordPress a alguien, y en un momento dado el desarrollador había decidido no facilitar las claves de acceso a su cliente.

Hasta ahí es “casi” hasta normal, pues no siempre hay que dar acceso completo de admin a un cliente, a veces es incluso desaconsejable para que no rompa nada, pero vamos, al menos acceso si hay que darlo, de ahí lo del “casi“.

El problema real que tenía este cliente es que no tenía claves de nada, ni de acceso a su WordPress, ni datos de acceso por FTP, ni siquiera a su panel de hosting, lo que ya era gravísimo.

Si hubiese tenido acceso a algo de esto podría haber aplicado algún truco para recuperar parte del control, como estos que le sugerí:

Pero claro, sin acceso al panel de su alojamiento serían soluciones temporales, pues en cualquier momento el webmaster cabrón podría cambiar todas esas claves y volver al principio.

¿Qué enseñanza sacamos de esto?, pues algo que aprendí en carne ajena la primera vez que un cliente me facilitó (sin pedírselo) todas las contraseñas de acceso a su dominio, hosting, todo:

  1. Nunca cedas datos de acceso al hosting, ayúdate si lo necesitas pero no des los datos.
  2. Aunque no sepas, guarda tus datos de acceso ftp y no los compartas con nadie. En el panel de hosting puedes crear accesos ftp adicionales y borrarlos luego.
  3. No pasa nada porque un desarrollador o webmaster no te de acceso completo a un WordPress, a veces es hasta recomendable para que el cliente no toque cosas sin saber y pueda romper algo, pero que siempre te cree un acceso de administrador PARA NO USARLO, solo para guardarlo para caso de emergencia. Sino, tampoco pasa nada si tienes en cuenta el punto 1 de esta lista.

¿Está claro?, pues que no se te olvide que JAMÁS, y he dicho JAMÁS, JAMÁS cedas acceso a tu panel de hosting, JAMÁS, es como la llave de tu casa o la cuenta del banco, y la gestión de tu dominio también tienes que hacerla tu mismo, es como tu carné de identidad en Internet.

Puedes perder la clave de WordPress, que es un mal menor porque mediante los trucos que he enlazado antes puedes recuperarla, o desde PHPmyAdmin, incluso no pasa nada si pierdes o te cambian las claves de acceso por FTP, pero nunca des a nadie las claves de acceso al hosting, o la gestión de tu dominio.

Antiguamente era bastante corriente contratar a alguien para que te hiciera una web, y debido a la falta de profesionalidad de algunos programadores y de las empresas de hosting emergentes, el cliente nunca tenía acceso a nada, le hacían la web pero el programador se quedaba con todo, con la llave y con la clave.

Teniendo acceso a tu panel de hosting puedes cambiar los datos de ftp, crear cuentas temporales para alguien que te vaya a realizar un trabajo, acceder a PHPmyAdmin, cambiar las claves de MySQL, crear usuarios de MySQL nuevos para temas temporales, todo, así que guarda esto a fuego en tu mente, en tu agenda o donde quieras.

AVISO: esta publicación es de hace dos años o más. Si es un código o un plugin podría no funcionar en las últimas versiones de WordPress, y si es una noticia podría estar ya obsoleta. Luego no digas que no te hemos avisado.

Valora este artículo para mejorar la calidad del blog ...

FlojitoNo está malEstá bienMe ha servidoFantástico (10 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…

Autor: Fernando

Fernando Tellado, apasionado de WordPress, profesor, consultor y ponente. Maquero cansino, padre de tres hijos y de una perrita Beagle, Bilbaíno de nacimiento, Español de corazón y ciudadano de donde me quieran. Autor del libro WordPress - La tela de la araña. Mi blog personal es Navegando con red, donde he crecido como escritor en la red y ofrezco mis visiones acerca de la Web 2.0 y la blogosfera.

Comparte esta entrada en
468 ad

Los burócratas de la UE me exigen que te diga que si visitas este blog recibirás cookies. Aquí no hay cookies de publicidad, como las que sí te dejan Google, Amazon y otros sin avisar, pero soy yo el que te tengo que avisar. WTF!. Las cookies de este blog son para facilitarte la navegación, compartir y comentar. Si no las quieres puedes navegar en modo privado, abandonar este blog y perderte el contenido gratis que comparto a diario, o irte a una isla desierta para vivir aislado del mundo, eso sí, sin cookies. O sino, cierra esta ventana coñazo y disfruta del blog. Si tienes curiosidad sobre esto de las cookies te dejo un enlace >> MÁS INFORMACIÓN

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar